EL MAQUILLAJE COMO PROFESIÓN

Como cada semana (perdónanos si algún día no estamos por aquí…) te traemos una noticia, consejo, promoción, sorpresón… Esta vez le toca el turno al CONSEJO para las futuras maquilladoras, que se debaten entre la vida y la muerte para elegir el maquillaje como profesión.

Te diré una cosa antes de empezar: TODOS TUVIMOS ESE MISMO DILEMA Y AHORA MIRA DONDE ESTAMOS ALGUNOS. Ni en 100 años me hubiera imaginado yo dando consejos a otros sobre esta profesión.

Decidí estudiar maquillaje simplemente porque me gustaba, porque no paraba de maquillar, porque allí donde iba aparecía con "mis pinturitas" y me ponía a la acción. Porque lo hacía sin saber y yo veía que muchas cosas se me complicaban demasiado. Me las inventaba y salía airosa, pero no era lo mismo. Y piensa que te hablo de hace 20 años, que el DIOS GOOGLE, todavía no había aparecido en nuestras vidas.

No se puede decir que fuera una VOCACIÓN (porque yo en realidad quería ser actriz... jajaja... ¡Siiii....!) pero me quedaba alucinada cuando veía las pelis de cine clásico en TVE2 (que era la tele que antes podíamos ver) y decía... ¡Yo quiero aprender a maquillar así! ¡Madre mía que mayor soy ya!... jajaja...


No sabía si se me daría BIEN O MAL, pero sabia que iba a esforzarme muchísimo para ser EXCELENTE. 

Así que, hoy te voy a dar cinco razones por las que el maquillaje debe ser tu profesión, una pregunta a la que hace 18 años no hubiera podido contestar, pero AHORA con mi experiencia, la de otros alumnos y compañeros, SI.
Espero que os ayuden a tomar LA DECISIÓN.

 Mi cara de satisfacción en el desfile de Redken Artist 2017.

Mi cara de satisfacción en el desfile de Redken Artist 2017.

1. EL MAQUILLAJE ERA Y ES MI REFUGIO. Yo lo comparo con la zona de confort, de la que tanto habla la gente. El maquillaje es mi zona de confort, porque me siento tranquila, feliz y a gusto conmigo misma, no es trabajo, es relax y es placer. ¡Es mi refugio!

2. MI MAYOR RECOMPENSA ES VER LA CARA DE SATISFACCIÓN EN LOS DEMÁS, AL INSTANTE.
Creo que llevo maquillando a mis amigas, a mi familia, a la familia de mis amigas, a las amigas de mi familia etc... desde los 13 años. No me cansó de ver la sonrisa de satisfacción de un cliente, además AL INSTANTE, es rápida la conversión, tu maquillas y ellas se miran y se quieren. ¡Y así es!! Esa es mi mayor recompensa.

3. SI ERES UN PERSONA DE MENTE INQUIETA QUE NO SE CONFORMA CON LO QUE VE. Yo miraba y comparaba y buscaba siempre cosas diferentes, si me decían que “esto se hace así”, yo no me quedaba con eso, leía, miraba e intentaba siempre buscar “el cómo y el porqué” y de ahí sacaba mis propias mezclas, mis nuevos maquillajes y mis propias conclusiones. Es una profesión creativa, nada aburrida, estás en continuo movimiento.

4. ME GUSTABAN TANTAS COSAS QUE NO SABÍA CUAL DECIDIR. Es verdad, me gustaba pintar, maquillar, me encanta interpretar y también quería ser profesora. Y si ahora lo pienso, he conseguido todo: Pinto en mis ratos libres y maquillo rostros (que es más difícil que pintar en un lienzo en blanco), interpreto mi propia vida en las rrss y las pequeñas intervenciones que tenemos en TV y online. Y además doy clases. ¿Que más se puede pedir?

5. QUERÍA TRABAJAR EN ALGO QUE ME APASIONARA Y NO ME ABURRIERA. Porque con la cantidad de horas que pasamos trabajando... madre mía no me imagino dedicándome ahora a algo que no me guste. Angustiada, aburrida y haciendo siempre lo mismo día tras día, como un robot. Tenemos los días contados y eso siempre lo he tenido claro. ¡Ahora o nunca!

Después de 17 años de placeres y luchas (porque mentiría si os dijera que todo es color de rosa), puedo definir el maquillaje como una profesión que exige ESFUERZO Y PERSEVERANCIA , pero es muy GRATIFICANTE.

Espero haberte ayudado a dar el paso o por lo menos sembrar en tí un poquito más de ilusión.

¡Nos vemos muy pronto por la escuela!

María
 





MARIA NEBRERAComentario