Cómo maquillar una piel madura para eventos especiales

La piel es el lienzo sobre el que trabajar y desarrollar nuestra creatividad como maquilladores. Por este motivo las alumnas del curso de maquillaje profesional de BajoBé MakeUp Studio aprenden desde el primer día a valorar y diferenciar los distintos tipos de piel apoyándose en modelos reales que acuden a nuestras sesiones prácticas. En esta ocasión os hablaremos de cómo maquillar pieles maduras para eventos especiales (bodas, fiestas, cenas, etc.).

Las pieles maduras presentan arrugas y flacidez debido al proceso natural del envejecimiento. Con el paso de los años nuestra piel tiene a deshidratarse y la renovación de células ya no es tan rápida como lo era anteriormente.

maquillar pieles maduras Curso de maquillaje profesional: maquillaje para eventos  

Toda maquilladora profesional debe entablar un primer contacto con la cliente para preguntar sus gustos estéticos, el tipo de maquillaje que le gusta llevar habitualmente y con el que se siente más cómoda. Con esta información empezamos a analizar y delimitar qué colores, tono y estilo le favorecerán más según su biotipo de piel (seca, mixta o grasa) y forma de rostro (cuadrado, ovalado, alargado, etc.). En este caso, al tratarse de un maquillaje para una ocasión especial, es necesario tener en cuenta también cómo va a ir vestida la persona. Pero al margen de esto, hay una serie de pasos a seguir al hacer una maquillaje para eventos, sobre todo en el caso de pieles maduras:

Primera fase para maquillar una piel madura: preparar la piel del rostro antes del maquillaje

  • Lo primero que vamos a hacer es limpiar la piel. El cuidado de la piel es vital, pero en estos casos lo es mucho más, ya que las pieles maduras no han sido tratadas adecuadamente, y por lo general presentan imperfecciones (como arrugas, bolsas de ojos o manchas causadas por el sol). A continuación aplicamos un poco de leche oxigenante con la que empezaremos a aportar un poco de luz.
  • Retiramos con un paño los restos de leche oxigenante con el objetivo de dejar la piel totalmente limpia antes de maquillar. Seguidamente, ya que nuestra cliente va a acudir a un evento especial y queremos que el maquillaje le dure por más tiempo, recomendamos aplicar una mascarilla de colágeno que a la vez dejará el rostro mucho más liso y bonito.
Preparando la piel para maquillaje para eventos Preparando la piel para el maquillaje  
  • Continuamos con nuestro tratamiento utilizando Prep + Prime Skin Smoother Base Visage, que nos ayuda a alisar las arrugas. En este caso, como las pieles maduras suelen tener numerosas arrugas peribucales en torno al labio, aplicamos desde esta primera fase Prep + Prime Lips de Mac, un acondicionador de labios sin color para usar antes del labial para suavizar, refinar los labios y conseguir fijar el maquillaje para que dure más tiempo y luzca durante toda la fiesta.
  • Hidratamos el labio con un poco de vaselina, sin salirnos del contorno. Si notamos que la piel está demasiado deshidratada aplicamos unas gotas de ampolla de ácido hialurónico de la marca Biologique Recherce, que aporta agua a la piel madura. Si no es el caso solamente utilizamos un poco de Serum Sesderma (anti-arrugas).

Segunda fase para maquillar una piel madura: Correcciones, polvos y base de maquillaje

Se tiende a pensar que todas las pieles maduras son iguales, pero esto no es así. El biotipo de piel cambia con el tiempo, es decir, una persona a los 20 años puede tener una piel mixta y en el futuro tener una piel más seca. Por tanto, el maquillaje hay que trabajarlo en función de la piel que presente nuestra cliente en ese momento. Otro dato a tener en cuenta de las pieles maduras es que éstas suelen sudar mucho. Por esta razón lo ideal es no aplicar una base de maquillaje demasiado grasosa, ya que es posible que el maquillaje no sea duradero y se vaya perdiendo durante el evento.

Correcciones, polvos y base de maquillaje Aplicando la base de maquillaje en una piel madura
  • Corrector de bolsas: Las bolsas en los ojos se presentan debido a una retención de líquidos (no son exclusivas de pieles maduras, una persona más joven también puede presentarlas). Aplicamos el corrector de ojeras de MAC Mineralize Concealer sobre la línea que separa la bolsa de la mejilla. Este corrector no cubre tanto, pero consigue no marcar la ojera, que en este caso es lo que queremos conseguir. Un consejo interesante para aplicar el corrector es drenar de dentro hacia fuera (sienes y mejillas) provocando un efecto de rostro descansado. El tono tiene que ser el de nuestra piel o un punto más bajo (sin llegar a los correctores blancos).
  • Pre-base y Base de maquillaje:  Elegiremos la pre-base en función del biotipo de piel que presente la mujer (en caso de pieles secas y apagadas buscaremos aquellas que nos aporten luz, mientras en el caso de pieles grasas y con muchos brillos optaremos por pre-bases mates que lo minimicen). En cuanto al tono, en las pieles maduras lo ideal es dar siempre medio tono menos que medio tono más. En este caso, por ser maquillaje para una ocasión especial, hemos mezclado dos bases de maquillaje mineral (permite que la piel respire): Instant V Lift de Helena Rubinstein, un maquillaje de efecto remodelador, antiarrugas y que además aporta firmeza a la piel e incluye protección solar SPF 20, y Vicky Liftactiv Flexilift Teint
  • Polvos: El rostro siempre presenta zonas con más brillos que otras. Para conseguir un acabado homogéneo y eliminar los brillos para este maquillaje decidimos utilizar tanto Polvos sueltos de Elizabeth Arden como el Blot Powder de Mac, que son polvos compactos y además de ayudar a eliminar brillos sin aportar color, fijan y completan el maquillaje. Los primeros son perfectos para la zona donde no hay demasiados brillos, y los segundos para partes como la barbilla o frente. Así tenemos ya la base preparada para nuestro maquillaje de fiesta.

Tercera fase para maquillar una piel madura: Aportar el color adecuado para el evento

Pato Iglesias, una de las profesoras y maquilladoras profesionales de BajoBé MakeUp Studio, siempre hace hincapié en que a partir de los 40 el "menos es más". Esto quiere decir que el maquillaje en pieles maduras debe evitar ser demasiado exagerado. El camino ideal es optar por resultados sencillos pero elegantes. Aplicar el color adecuado para el evento Escogiendo el color adecuado para la cliente y el evento  
  • Párpados y Sombra de ojos: Previamente a dar color, prepararemos el párpado con una sombra color mate que mantenga el tono de piel.  Nuestro objetivo con este maquillaje es rejuvenecer y dulcificar el rostro, por lo que no es recomendable usar colores fríos que lo que harían sería acentuar los rasgos. Optamos por tanto por colores cálidos (además en este caso nuestra modelo tiene ojos verdes). Nuestra elección puede moverse entre un rosa palo, malva, anaranjado suave, perfectos para una ocasión especial como una boda de día, comunión u otro evento de este tipo
  • Colorete: Una de las principales características de las pieles maduras es la deshidratación provocada por el alto ritmo de vida (incluso por efectos del tabaco, en caso de que nuestra cliente sea o haya sido fumadora). Para contrarrestar utilizaremos en la mayoría de los casos colorete en crema, así aportaríamos jugosidad a los rostros de piel madura.
  • Labios: Para evitar las líneas de color antiestéticas en pieles maduras antes de maquillar los labios, tal y como señalamos en la primera parte, es necesario aplicar un fijador (recomendamos el Pre-prime lip de MAC) ya que la barra de labios y el gloss en este tipo de piel tienden a huir hacia arriba y abajo. En pieles maduras siempre utilizaremos un perfilador cremoso para dar color a los labios. En la base de maquillaje y el colorete hay que intentar jugar con texturas jugosas que aporten a la vez luminosidad e hidratación a las pieles maduras que estamos tratando.
  Si llevas tiempo deseando ser maquilladora  y aprender a trabajar en este sector no dudes en consultar los cursos que realizamos en BajoBé Make Up Studio de la mano de grandes profesionales 😉